Las neuronas procesan la información de manera diferente dependiendo de su ubicación

Home / Médicos con neuronas / Las neuronas procesan la información de manera diferente dependiendo de su ubicación

 

Investigadores de la Universidad de Queensland han descubierto que el grosor de la capa externa del cerebro influye en cómo las neuronas individuales procesan la información.

Los hallazgos desafían la comprensión de cómo funcionan los circuitos cerebrales en todo el cerebro.

 

neu

 

La capa externa del cerebro (la corteza), está formada por muchos “microcircuitos” de células cerebrales, cada uno de los cuales consta de alrededor de 10,000 neuronas que interactúan en un espacio tan pequeño como 1 milímetro cuadrado. Existe una teoría de larga data de que las neuronas en estos microcircuitos funcionan e interactúan de una manera muy estándar, por lo que, por extensión, todos los microcircuitos deben operar en gran parte de la misma manera.

Si este es el caso, entonces si puedes entender cómo funciona un microcircuito, entonces puedes entender el resto.

El profesor Stephen Williams y el investigador Lee Fletcher del Queensland Brain Institute (QBI) en UQ querían saber si esto es realmente cierto: ¿una clase definida de neurona funciona igual sin importar dónde se encuentren en la corteza?

Utilizando imágenes de IRM de alta resolución del cerebro de roedor, examinaron la estructura de la corteza y encontraron que el grosor aumenta gradualmente hasta 3 veces desde la parte posterior del cerebro hasta la parte frontal.

También descubrieron que los cambios graduales en el grosor se pueden encontrar incluso dentro de un área funcional única del cerebro. Por ejemplo, la parte frontal de la región de procesamiento visual es más gruesa que la parte posterior.

Cuando Williams y Fletcher observaron con más atención, descubrieron que el grosor de la corteza se relaciona directamente con la longitud de las neuronas individuales: una neurona en un área más gruesa de la corteza es más alargada que una neurona en un área más delgada. Esto, a su vez, plantea una pregunta crítica, dice Williams, “¿siguen funcionando igual?”
Explica que para entender esto, necesitamos dar un paso atrás y ver cómo el cerebro procesa la información.

 

Leer más sobre el reportaje de NEUROSCIENCE NEWS aquí

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Entradas relacionadas
Subscríbete a nuestra Newsletter
mitos-cerebro0_0bb