[vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

Mariana Lombardo

 

Licenciada en Fonoaudiología – Logopeda.
Especialista en trastornos del lenguaje y bilingüismo.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text responsive_align=”left”]

[mk_divider style=”single” divider_color=”#015345″ divider_width=”full_width” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

5 juegos para estimular el lenguaje

Hola de nuevo! Que tal vamos con la tarea de jugar, crear y divertirnos? Espero que muy bien y que no hayáis perdido ni medio minuto!

Para esta semana he pensado que tal vez podía dejaros 5 juegos para que hagáis en el verano. Ya veréis la de cosas que podéis estimular!

Los mas ansiosos que seguramente se saltaron todo esto y ya bajaron a leer cuales son los juegos que propongo, estarán leyendo los títulos y diciendo “pero si estos son los juegos de toda la vida”. Pues si señores! Lo que pasa que a veces los compramos porque están moda o porque nos lo recomendó alguien, pero no sabemos realmente lo que estimulan. Asi que he pensado que, en lugar de “perder” tiempo en aprender nuevos juegos con nuevas reglas, podemos usar con cabeza lo que ya tenemos.

Y aquí voy a aprovechar para nombrar algo que tienen todos estos juegos (bueno, estos y todos); las reglas. Y si, aún con los pequeñitos de casa, las reglas se respetan. Nada de “hiciste trampa pero no importa”, o “bueno, como es peque le dejo ganar siempre”, o “veenga, esta vez jugamos como tu quieras”. Y muchísimo menos cambiar las reglas sobre la marcha porque las que ya están establecidas no le valen a quien va perdiendo.

Las reglas están por algo. Las reglas, aunque a veces no nos gusten, nos permiten funcionar en grupo. Las reglas nos dan seguridad. Las reglas nos ayudan a manejar la frustración. Está muy bien revelarse a veces, pero es fundamental enseñar a nuestros hijos reglas de funcionamiento y respetar esas reglas. Y la primer manera en que aprenden los niños (fuera de las normas de convivencia que hay en cada hogar), es, una vez más, a través de juegos reglados. Y una de las reglas importantes que tienen los juegos, son las que hacen a un jugador ganador.

Seamos sinceros, a quien le gusta perder? A nadie. Pero la mayoría de los adultos tenemos herramientas para gestionar la frustración que nos genera y aún habiendo perdido, reconocer que hemos pasado un buen rato jugando. Estas herramientas se enseñan a los niños con el juego. Recuerdo a mi hija la primera vez que jugamos al Parchis. Ella tenia 4 años. Ganó la primer partida. Entonces se entusiasmó y quiso otra. Esa vez perdió. El grito mas bajo se escucho a 200 metros a la redonda. Hubo llanto, pataleo, tablero en el suelo… (tiene mucho genio jeje) y me dijo de todo menos bonita. Yo, con la penita que me daba porque se suponía que íbamos a pasar un buen rato, respiré hondo, la deje que se desfogue y, cuando se le pasó, le pregunté si quería jugar de nuevo. Obviamente me dijo que si porque esa partida no había valido ya que ella había perdido. Entonces

le pregunté si se lo estaba pasando bien y que parte del juego era la que mas le gustaba. Esto dio pie a hablar que siempre hay uno que gana y otro que pierde, y que no siempre es el mismo el que gana, ni tampoco el que pierde. Que siempre aprendemos, por lo menos a estar atentos, para poder jugar lo mejor que sabemos.

Ahora (solo un año mas tarde), sigue sin gustarle perder y sigue haciendo morritos, pero esta es una forma más aceptable de manejar la frustración. Si sigue teniendo mas experiencias, seguirá aprendiendo a manejar su frustración y esta es una herramienta importantísima en la vida.

Y en el lenguaje también hay reglas. No solo las gramaticales, respetar los turnos de habla y escucha también es una regla. Y, por supuesto, eso también puede aprenderse en un juego.

Asi que, una vez dicho esto, vamos a los 5 juegos para que todos podamos disfrutar del verano estimulando el lenguaje y desarrollo de nuestros hijos.

  1. BUSCAR LAS PAREJAS: este es un clásico que se puede hacer con mil cosas y adaptar a las edades de nuestros peques. Es un juego buenísimo para estimular la memoria y la atención, incrementar vocabulario, perfeccionar sonidos, crear relaciones lógicas, aprender conceptos académicos, mejorar la fluidez lectora y perfeccionar la motricidad fina. Con los más pequeñitos usaremos pocas tarjetas y el numero de estas se irá incrementando en función de la edad. Podemos usar animales/objetos iguales para hacer los sonidos que emiten o decir el nombre; objetos relacionados (gallina y pollitos, cuchara y taza) animales y su hábitat (pájaro y nido), colores, dibujos y palabras escritas, mímicas que se pueden realizar con la cara/boca/lengua (para estimular los músculos del habla), números, operaciones matemáticas y un largo etcétera. Y lo mejor de todo esto es que podéis crear vuestro propio juego según lo que queréis estimular. Tan solo hace falta imprimir unos cuantos dibujos o palabras, pegarlos sobre algún material duro que no se vea por detrás y jugar!.
  2. PUZZLES: los de toda la vida. Empezando por dos piezas, cuatro y así hasta hacerlos de miles de piezas pequeñitas. Estos juegos, ademas de fomentar la atención compartida (esencial para desarrollar el lenguaje y su función de abstracción), contribuyen a la concentración, reconocimiento de las partes y el todo (importante para aprender a leer), ayudan a mejorar la coordinación ojo-mano (necesaria para la escritura), fomentan la autorregulación y el esfuerzo y, por supuesto, ayudan a mejorar las relaciones y el trabajo en equipo si se comparte.
  3. QUIEN ES QUIEN: Es, posiblemente, uno de los mejores juegos para desarrollar y mejorar la parte descriptiva del lenguaje a la vez que la comprensión de los enunciados con negaciones, la escucha activa y la toma de turnos. Si bien estas dos últimas habilidades están presentes en muchos juegos, en este es especialmente importante, ya que si nos perdemos algo de la descripción de nuestro contrincante, podemos cometer un error que nos lleve a escoger el personaje inadecuado. Este juego yo lo recomendaría a partir de los 6 años, ya que puede ser algo difícil para los mas peques (claro que siempre se puede jugar en parejas y así oficiamos de modelos). En este juego también es fundamental la escucha activa y el respeto por la toma de turnos.
  4. MIME TIME – MIMICAS: Estupendo para que toda la familia se eche unas risas, desde el peque de 2 años hasta el abuelo de 100. En este juego fomentamos el trabajo en equipo, el reconocimiento del esfuerzo del otro, la lecto-escritura (podemos escribir nosotros mismos las tarjetas!), la conciencia léxica/fonológica (podemos indicar cuantas letras tiene la palabra o cuántas palabras tiene la frase), la clasificación por categorías (podemos indicar a que categoría/grupo pertenece lo que vamos a representar: es un animal, es una película, el titulo de un libro, una profesión…), las operaciones matemáticas (vamos sumando puntos, viendo quien tiene mas/menos), la motricidad y el análisis de la información para poder organizar una respuesta acertada.
  5. TABU: para mi, el jefazo de todos los juegos que estimulan el lenguaje! Con él se desarrollan y crean más relaciones y redes semánticas. Cuando hablamos y escuchamos a otro hablar, en nuestro cerebro van viajando las palabras en una especie de red gigante. Esto es lo que nos permite hilar conversaciones, decir un sinónimo si no nos sale una palabra o no queremos repetirnos, experimentar, sentir o imaginar lo que nos están contando.

Y es que según hablamos y escuchamos, estas redes lo conectan todo. Son fundamentales! Y este juego nos permite ejercitar esas conexiones para que cada vez se expandan más.

Como estos juegos hay muchos más. Y es que claro, como dije en el articulo anterior, todo se estimula mediante el juego. A SEGUIR JUGANDO!

[mk_divider style=”single” divider_color=”#015345″ divider_width=”full_width” margin_top=”10″ margin_bottom=”20″]

 

 

Mariana Lombardo

Licenciada en Fonoaudiología – Logopeda.
Especialista en trastornos del lenguaje y bilingüismo.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][/vc_column][/vc_row]