En cuestión de días damos por finalizado el primer trimestre escolar. Para Rodrigo un inicio de curso lleno de alegrías y emociones, pero por mi parte lleno de inquietudes. Cómo ya os comentaba aquí este curso es decisivo para saber si Rodrigo pasará a primaria o repetirá tercer año de infantil para conseguir ese nivel madurativo y de preparación del que será un curso superior, de etapa, con los consiguientes cambios que conllevan, de aula, nuevo profesor, nueva zona de recreo, y sobre todo la metodología que van a utilizar para la consecución de objetivos de aprendizaje en las distintas materias.

A día de hoy esas inquietudes se han disipado y tengo la certeza de que la decisión que se tome no solo por parte del profesorado de Rodrigo, profesionales de la Asociación (Granadown) y nosotros sus padres, que en definitiva somos los que tenemos la última palabra, será la más adecuada para él ,su presente y su futuro.

«Son muy pequeños aún, y sin embargo se enfrentan a cambios para los que pocas veces se prevén transiciones «

 

rodrigo 1

 

Los niños con Síndrome de Down (SD) muestran un desarrollo psicomotor más lento. Desde el punto de vista psicofisiológico, sus características y ritmos de aprendizaje muestran a menudo patrones distintos en determinados procesos mentales, como la memoria, la atención y el lenguaje. Sin embargo el desarrollo de otros aspectos, como la curiosidad, el interés y la satisfacción de una necesidad se ven estrechamente unidos a su edad cronológica. Esta circunstancia implica la necesidad de que no sean comparados con otros niños más jóvenes, a pesar de que sus edades mentales sean equivalentes o similares.

 

diversidad-manos

En el mes de noviembre tuvo el placer de colaborar en un artículo para la revista «Padres y Colegios» y quería compartir con todos vosotros.

 

 

Espero poder acercaros y conocer más en profundidad lo que necesitan los pequeños con necesidades educativas especiales.

Gracias por leerme 🙂
loreto

Soy Loreto, mamá de mi bombón Rodrigo. Nació en el 2012, con sus ojitos achinados, muy sonrosadito, y con un cromosoma extra. Desde su nacimiento han crecido mis ganas de aprender, crear y compartir qué es el Síndrome de Down.

Gracias a él nace mi nube celeste, un blog personal creado para compartir muchas cosas que me gustan: me apasiona la decoración, la cocina, las manualidades, el DIY y descubrir lugares y sitios para compartir con los peques en mi ciudad, Granada.

Más tarde en el 2015, llegaría mi otro bombón, Alonso, y se uniría a esta aventura.

¿Me acompañas?