¿Por qué judo en el Cole de Celia y Pepe?

Home / Expertos en Educación / ¿Por qué judo en el Cole de Celia y Pepe?
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

 

“¿POR QUÉ JUDO?”, esta fue la pregunta que me hizo hace ya más o menos cinco años mi tutora de prácticas. Estaba entonces terminando la licenciatura en Psicología y elegí para hacer las prácticas un Centro de Educación Especial específico para niños y niñas con TEA y muchas necesidades de apoyo. Yo solía hablar con ella de mis proyectos, mis aficiones y sobre lo maravilloso que era el judo y las posibilidades que consideraba tenía en un entorno como ese y en muchos otros.

 

judo terapeutico

 

Mi primera respuesta fue… “¿y por qué no?”. El judo es uno de los deportes más practicados en los colegios de nuestro país, siempre entre la oferta de extraescolares y siendo de las más demandadas. Si se considera una actividad óptima para los niños y niñas en edad escolar ¿por qué no iba a serlo para aquellos que por sus necesidades acuden a un colegio de educación especial?.
Partiendo de una premisa básica consistente en dar a todos los niños y niñas la oportunidad de hacer y conocer deportes diferentes y desarrollar o no su afición por ellos, el judo tiene mucho que decir y aportar al desarrollo de los niños y niñas del Cole de Celia y Pepe.
¿Por qué judo en el cole de Celia y Pepe?:
– Porque vamos a trabajar en el desarrollo de la psicomotricidad.

o Las clases de judo se orientan sobre todo a desarrollar nuestra capacidad de coordinación, control motor, el equilibrio… – Porque vamos a perder el miedo al contacto físico  o El judo es un deporte de contacto pero no se dan golpes, no se trata de una pelea al uso, tendremos que agarrar al compañero para aplicar técnicas con las que hacerlo caer e inmovilizarlo en el suelo. o Esto es especialmente importante en algunos niños y niñas que por su hipersensibilidad al tacto sufren y rechazan el contacto con otras personas. En estos casos se trabaja el mismo de forma muy progresiva y lúdica, consiguiendo que su tolerancia al mismo sea cada vez mayor. – Porque aprendemos a caer o Las caídas son uno de los ejercicios más básicos de este deporte.

Antes de aprender a tirar tenemos que aprender a caer sin sufrir daño. o Cuando nuestras habilidades psicomotrices no están demasiado desarrolladas tenemos más posibilidades de caer y automatizar ciertos ejercicios, que nuestro cuerpo reaccione inmediatamente a un desequilibrio o tropiezo, nos puede ayudar también en muchas situaciones de la vida diaria. – Porque con ayuda de nuestros compañeros aprenderemos a relacionarnos, cooperar y
jugar en pareja.
o El judo es un deporte individual, pero no se puede practicar en solitario, necesitamos siempre de otra persona con la que poder hacer las técnicas y juegos y no sólo necesitamos que esté ahí, sino que coopere con nosotros para poder realizar el ejercicio de forma adecuada. Aprender a trabajar juntos es uno de los puntos que iremos desarrollando poco a poco con unos chicos y chicas muy acostumbrados a trabajar uno a uno con el adulto o que en algunos casos prefieren un juego más individual. – Porque la estructura de la clase de judo implica un orden claro, una rutina relativamente
rígida que nos facilitará mucho regular nuestro comportamiento.
o La clase comienza y termina con el saludo, un marcador claro que nos ayuda a situarnos y saber qué toca hacer después. La clase mantiene una estructura general invariante dentro de que los contenidos de la clase puedan ser de lo más diversos. – Porque iremos asimilando unas normas extrapolables a otros contextos.

o El judo como deporte japonés que es arrastra una gran tradición de las artes marciales orientales, existe un código moral y unas normas de comportamiento muy claras dentro del tatami que iremos aprendiendo poco a poco. – Porque ejercitaremos la atención.

o Los ejercicios y juegos de judo, necesitan de una gran atención y concentración por un lado para realizar ejercicios que exigen la coordinación del movimiento de diferentes partes del cuerpo y por otro lado para poder reaccionar ante estímulos sonoros o las acciones de un compañero con velocidad y cierta precisión para evitar caer. – Porque trabajaremos nuestra la confianza y nuestro autoestima.
o Todos los alumnos y alumnas verán progreso casi día a día y esto se verá reflejado en las graduaciones anuales donde irán avanzando en su color de cinturón, algo de lo que se sentirán orgullosos y que será un reflejo más de la adquisición de capacidades y conocimientos y la consecución de logros. – Porque es un deporte para todos.
o No hace falta ser alto, ni especialmente fuerte, no importa el peso corporal, ni el sexo, ni siquiera tener dificultades físicas. Podemos practicar judo de pie, de suelo (adaptando el deporte a las personas con una movilidad más limitada), podemos disfrutar del combate o centrarnos en la técnica y avanzar en el conocimiento obteniendo nuevos grado o practicando katas…

 

judo judo

A lo largo de estos cinco años he tenido la oportunidad de trabajar con todo tipo de judokas, en mi Club (CDE KOUUN) compartimos la filosofía de un deporte para todos, sin barreras ni límites, tenemos un club de judokas diversos en la máxima expresión de esta palabra. Estamos orgullosos de compartir espacio con campeones del tatami y campeones del día a día, con quienes tienen las estanterías llenas de trofeos y para quienes cada pequeño avance es una gran batalla ganada. Espero que este todavía pequeño grupo que comienza en el Cole de Celia y Pepe, nos proporcione de aquí a unos años la alegría de verles crecer, mejorar y avanzar en nuestro deporte y de que éste les ayude a ganar muchos otros combates a lo largo de su vida.

 

 

Clara Sánchez Periáñez
Licenciada en Psicología y orientadora educativa.
Cinturón Negro de judo 4o DAN y monitora del CDE Kouun.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Related Posts
la tortuga y la liebreplanes divertidos navidad