Atención Temprana y plasticidad cerebral.

Home / Atención temprana con neuronas / Atención Temprana y plasticidad cerebral.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Hoy queremos tratar algunos de los factores más importantes del trabajo de la Atención Temprana (AT)

La Atención Temprana es una intervención globalizada e integrada por varios profesionales especialistas que trata de brindar apoyo tanto a niños de 0-6 años que sufren alteraciones en su desarrollo habitual, como a sus familias y entorno.

El objetivo es dar lo antes posible una respuesta a las necesidades que presentan en su desarrollo físico, intelectual y social para minimizar y prevenir cualquier dificultad asociada, favoreciendo así un desarrollo lo más normal posible.

Uno de los pilares fundamentales de esta intervención se basa en la plasticidad cerebral.

La plasticidad cerebral es la capacidad del sistema nervioso central para adaptarse a nuevos requerimientos ambientales, siendo además la habilidad de reorganizar estructuras cerebrales dañadas más importante, adaptando las zonas sanas restantes. Las células se reorganizan y adaptan funciones que han sido dañadas a causa de un daño cerebral.

La mayor probabilidad de éxito y rapidez se da en edades tempranas. Las neuronas se regeneran tanto anatómica como funcionalmente y forman nuevas conexiones sinápticas. El significado de esta regeneración conduce a que se modifican capacidades funcionales de sinapsis existentes, logrando una compensación funcional, usando sinapsis poco usadas o silentes. Estos mismos tienen una reserva funcional que es de vital importancia para el trabajo de la neuroplasticidad.

El hecho que el cerebro interactúa con el medio ambiente significa que se encuentra receptivo al cambio. Nuestro cerebro no deja de cambiar durante toda la vida. Con mucha más velocidad y más éxito durante los primeros años de vida, pero manteniendo la misma habilidad de modelación a lo largo de toda su vida.

El entorno en el cual nos criamos y en el que vivimos influye sin duda en nuestras competencias lingüísticas, cognitivas, sociales y emocionales. En este proceso es de vital importancia el uso y desuso neuronal. Podemos observar que la corteza y todo el sistema nervioso central crecen rápidamente después de nacer, directamente influenciado por el ambiente y nuestras experiencias vividas, condicionando el desarrollo cerebral.

Por ello es tan importante el trabajo que abarca la AT, ya que actúa justamente en la edad en la que podemos ayudar a moldear y adaptar las funciones vitales de nuestros pequeños.

 

Nicole, logopeda del Cole de Celia y Pepe.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Related Posts
4444caterpillar 1