Un estudio exploratorio que reveló diferencias en los niveles de neurotransmisores en regiones del cerebro comúnmente vinculadas a la cognición, establece el escenario para futuras investigaciones para comprender mejor el “funcionamiento interno” del deterioro cognitivo leve (MCI) y la progresión a la enfermedad de Alzheimer (AD).

Los nuevos hallazgos son cortesía de la espectroscopia de resonancia magnética (MRS) con tecnología avanzada de 7 Teslas (7T). Este enfoque muestra los niveles de ácido gamma-aminobutírico (GABA), glutatión y otros neurotransmisores en las regiones del cerebro de interés, con mayor precisión que los sistemas de imágenes anteriores de menor potencia.

Los resultados mostraron diferencias significativas en los neurotransmisores y otros factores en la corteza cingulada anterior (ACC) y la corteza cingulada posterior (PCC) entre 13 personas con MCI y 13 personas sanas de control.

 

Toda la información sobre el reportaje de MEDSCAPE aquí