Algunas personas que usan cigarrillos electrónicos han sufrido convulsiones después de su uso, advirtió hoy la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los EE. UU., calificándola de “otro posible problema de seguridad emergente” con los dispositivos de vapeo de nicotina.

A través de informes voluntarios sobre eventos adversos, la FDA se enteró de 35 casos de convulsiones después del uso de cigarrillos electrónicos, particularmente entre los jóvenes. Los casos denunciados se remontan a 2010.

“Si bien 35 casos pueden no parecer mucho en comparación con el número total de personas que usan cigarrillos electrónicos, no obstante, estamos preocupados por estos casos informados”, dijo el Comisionado de la FDA Scott Gottlieb, MD, y la Comisionada Adjunta Principal Amy Abernethy, MD, PhD, en una declaración conjunta. “También reconocemos que no todos los casos pueden ser informados. Creemos que estos 35 casos justifican una investigación científica sobre si realmente hay una conexión”.

Los reguladores dicen que es demasiado pronto para decir con certeza si los cigarrillos electrónicos están causando estas convulsiones, pero están alentando a los proveedores de atención médica y al público a informarl a la FDA sobre las convulsiones o cualquier problema inesperado de salud o del producto experimentados con cigarrillos electrónicos o cualquier producto de tabaco utilizando el portal de informes de seguridad de la agencia.

“Necesitamos más información antes de poder determinar si existe realmente un vínculo entre el uso del cigarrillo electrónico y los incidentes reportados.

Esperamos que estos pasos públicos para solicitar informes adicionales de eventos adversos, junto con otros esfuerzos de la agencia, nos permitan entender si hay una conexión “, dijeron Gottlieb y Abernethy.

 

Toda la información sobre el reportaje de MEDSCAPE aquí