Investigadores australianos han desarrollado un pequeño dispositivo para estimular eléctricamente el cerebro con la esperanza de tratar la epilepsia y la enfermedad de Parkinson sin cirugía invasiva en el futuro.

De acuerdo con un estudio publicado el martes, el dispositivo Stentrode, de solo 4 mm de diámetro, puede colocarse permanentemente dentro de un vaso sanguíneo para colocar electrodos en el cerebro a través de una vena en el cuello.

El dispositivo se colocó en los vasos sanguíneos de las ovejas y se simuló su tejido cerebral, revela el estudio de prueba de concepto publicado en Nature Biomedical Engineering.

“Al agregar la capacidad de hablar con el cerebro mediante estimulación eléctrica, hemos creado un dispositivo de comunicación digital de dos vías”, dijo el Dr. Nick Opie, investigador principal.

“En una aplicación, el Stentrode podría usarse como una herramienta para registrar el inicio de un ataque epiléptico y proporcionar estimulación para prevenirlo”.

Se espera que el dispositivo se pueda usar para una variedad de tratamientos que tradicionalmente requieren cirugía cerebral abierta que incluye estimulación cerebral profunda para la epilepsia y la enfermedad de Parkinson.

“Esto ofrece la esperanza de tratamientos menos invasivos para los síntomas de enfermedades como la enfermedad de Parkinson, la epilepsia, la depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo”, dijo el coautor, el Dr. Sam John.

 

Leer el reportaje completo de WESTERn ADVOCADE aquí