Cuando el Lyric Theatre de Broadway estaba armando el menú de concesiones para el musical “Harry Potter y el niño maldito”, tenían un criterio específico. Necesitaban bocadillos que no molestaran a los artistas en el escenario cuando se comían.

El desafío del diseño llevó al Dr. Steven Bier y al Director de Operaciones Rachel Cheng, dueños de Popcorn for the People, a crear un empaque personalizado que no se mueva. Fue una gran oportunidad para esta incipiente empresa familiar que emplea a adultos con trastorno del espectro autista (TEA).

Popcorn for the People es ahora uno de los artículos más vendidos en la tienda de aperitivos Lyric y también es un elemento básico en los eventos de atletismo de la Universidad de Rutgers.

 

Leer el reportaje completo de ENTREPENEUR aquí