El cerebro es posiblemente la máquina más sofisticada que existe en la Naturaleza. Está diseñado para entenderlo todo. Pero, en una cruel paradoja de resonancias bíblicas, no es capaz de comprenderse a sí mismo. Apenas sabemos en qué parte del cerebro y bajo qué pautas se organizan las funciones básicas de lo que nos hace humanos. ¿Dónde y cómo pensamos y sentimos? ¿Dónde están la depresión, la psicosis, la epilepsia?

Seguir leyendo